Apple evita que Google y Facebook nos rastreen

En las últimas semanas cada vez más firmas están poniendo un empeño necesario (y agradecido) en el asunto de la privacidad. Todo es bienvenido cuando se trata de aumentar el anonimato en Internet y de no quedar expuesto ante firmas para que compremos sus productos. Un nuevo jugador se ha unido a la partida: Safari podrá evitar que los anuncios te rastreen.

Safari y la función que va a evitar que los anuncios te rastreen

La idea de esta función llamada Privacy Preserving Ad Click Attribution, además de para evitar que los anuncios te rastreen, es que los anunciantes puedan medir la efectividad de sus campañas publicitarias sin sacrificar la privacidad en el camino. Por lo tanto, aunque un anunciante sabrá si hemos comprado un artículo haciendo click en él, no poseerá ninguna información identificable de nosotros.

La publicidad hoy en día te rastrea usando píxeles de seguimiento, escondidos en imágenes invisibles puestas en los anuncios.Estos se pueden identificar fácilmente mediante el uso de cookies para rastrear nuestras sesiones de navegación en diferentes sitios web. Imaginemos que buscamos, por ejemplo, smartphones en Google y hacemos click en un anuncio en la página de resultados del buscador. En el caso de que agreguemos el producto al carrito y lo compremos, el vendedor nos devolverá el estado de nuestra compra a Google a través de los píxeles de seguimiento.

Así, el motor de búsqueda sabe qué acciones tomamos en dicha tienda, lo que se conoce como “atribución de anuncios”. Además se habilita el sitio para compilar informes detallados de dichos usuarios, nuestros hábitos de compra, etcétera. Este rastreo se puede evitar instalando un bloqueador de anuncios o adblock y activando diferentes sistemas anti seguimiento, como el Intelligent Tracking Protection de Safari o el Content Blocking de Firefox.

El punto medio de Apple es beneficioso para ambas partes, ya que los usuarios quedaremos protegidos ante estos rastreos y los anunciantes seguirán pudiendo comprobar la efectividad de estos anuncios. Según Apple, la función está integrada en el navegador y se ejecuta en el dispositivo, lo que significa que el proveedor del navegador no ve ninguno de los datos relacionados con los anuncios.

A modo de resumen, los clicks en los anuncios se almacenarán en el sitio que los aloja por ejemplo, Google. Luego, los anunciantes podrán relacionar datos como la compra en una tienda con el click del anuncio almacenado, utilizando los píxeles de seguimiento existentes para pasar las acciones de los usuarios al navegador. Así evitamos que nuestros datos acaben en su poder.

Después de esto, el navegador espera un periodo de tiempo entre 24 y 48 horas para confirmar la conversión de estos datos al anunciante. En definitiva, Safari es el intermediario, para evitar que los anuncios te rastreen y usen tus datos.

El retraso de hasta 2 días provocará que dicho anunciante ya no tenga acceso a los patrones de compra habituales. Además, se restringe  el número de ID de campaña, por lo que dicha empresa tampoco podrá asignar códigos de seguimiento únicos a cada click del anuncio, lo que hace que sea mucho más difícil rastrear usuarios individuales en la web.

Después de esto, el navegador espera un periodo de tiempo entre 24 y 48 horas para confirmar la conversión de estos datos al anunciante. En definitiva, Safari es el intermediario, para evitar que los anuncios te rastreen y usen tus datos.

El retraso de hasta 2 días provocará que dicho anunciante ya no tenga acceso a los patrones de compra habituales. Además, se restringe  el número de ID de campaña, por lo que dicha empresa tampoco podrá asignar códigos de seguimiento únicos a cada click del anuncio, lo que hace que sea mucho más difícil rastrear usuarios individuales en la web.

De todas formas, este cambio en Safari es especialmente importante debido a las polémicas surgidas en los últimos meses con Facebook y Google, empresas acusadas de recopilar nuestros datos y de realizar seguimiento de nuestra actividad precisamente para comerciar con ellos en el caso del primero y ofrecernos “mejores” anuncios en el caso del segundo. Sin ir más lejos, la última polémica surgió de la misma Google, ya que se supo que rastreaba nuestros correos para registrar nuestras compras.

Sin embargo, esta medida puede tener una mejor acogida ahora que tanto Facebook como Google están intentando hacer frente a la avalancha de escándalos que se han ido produciendo estos meses. Una solución de este tipo, por mucho que fastidiara a los anunciantes, podría ayudar a limpiar la imagen de Facebook y tranquilizar a los millones de usuarios de Google.

La siguiente versión preview de Safari, la Safari Technology Preview 82+, será la que acoja esta nueva función. No se espera que se extienda para finales de este año, pero en el WWDC, su conferencia de desarrolladores, sí se mencionará.

fuente: omicrono.elespanol.com

Comments are closed.