Autenticación de Cero Factores: otra gran obra de la Inteligencia Artificial.

Desde la banca digital hasta el comercio, el consumo de servicios comerciales en línea ha cambiado el comportamiento y las expectativas de los consumidores.

Atrás quedaron los días en que las personas estaban dispuestas a hacer cola para abrir una cuenta bancaria o pagar en una tienda minorista.

En la actualidad, se considera que la autenticación de doble factor es la más fiable y muchas de las aplicaciones que utilizamos, se valen de ello para que los usuarios puedan acceder de manera segura. Pero, este sistema tiene vulnerabilidades y se empieza a hablar de la Autenticación de cero factores.

Los ciberdelincuentes atacan aquellos programas o servicios en los que se encuentren unidos el dinero de las personas y las organizaciones. En unos segundos, los bancos u organizaciones financieras pueden ser víctimas de ataques y se tarda en reparar las consecuencias muchos años. Esto puede suceder por aquellas técnicas de autenticación débiles.

Por todas las vulnerabilidades que puede tener la autenticación multi-factor, se empieza a trabajar en la autenticación de cero factores, gracias a la Inteligencia artificial. Las características de esta autenticación son:

  • Recolección de datos robusta: Los datos que se obtengan de los usuarios tienen que ver con el ADN digital. Por esto, es más fácil saber quién es la persona y habría que mejorar las medidas de seguridad y privacidad.
  • Análisis de datos constante: Las autenticaciones surgen de forma periódicas con la total transparencia para los usuarios.
  • Transparencia: Las personas tienen que tener más control sobre la construcción de su ADN digital, realizándolo mediante mecanismos de gestión de datos personales.

Las medidas de seguridad y privacidad tienen que mejorarse y fortalecerse ante ataques o exposiciones de los datos personales de los usuarios.

Fuente: ciberseguridadpyme

Comments are closed.