Por este problema se habría retrasado la próxima gran actualización de Windows 10

La próxima gran actualización para Windows 10, conocida popularmente como la de mayo 2020, finalmente parece que no cumplirá con su fecha de disponibilidad global a primeros de este mes y se habría retrasado varias semanas, en concreto hasta el día 28 de mayo.

Como viene siendo ya habitual con las grandes actualizaciones de Windows 10, no se cumplirá con la fecha estimada de disponibilidad. De esta manera, la actualización Windows 10 2004, conocida también como la de mayo 2020, no cumplirá con su fecha de estreno global del 12 de mayo y se había retrasado al día 28 del mismo mes.

En principio, la nueva hoja de ruta de los de Redmond al respecto de esta nueva actualización situaría la disponibilidad de la actualización para socios el 5 de mayo, para desarrolladores el 12 de mayo y para público general el 28 de mayo.

Este cambio de planes a última hora se especula que esté relacionado con la localización de un exploit zero-day que Microsoft se ha decidido parchear antes de su disponibilidad para socios, desarrolladores y público general.

Si ya de por si cada vez que llega una actualización de Windows 10, sea general o acumulativa, se suelen suceder distintos problemas de compatibilidad o de rendimiento en cientos de equipos de usuarios y organizaciones, el hecho de que fuera a lanzarse con un exploit zero-day podría haber acrecentado dichas críticas, dejando vulnerables a los equipos de usuarios y organizaciones.

En todo caso la actualización de mayo de Windows 10, de la que ya hemos hablado de las novedades que va a incluir, no está al mismo nivel en cambios que sí han existido en anteriores iteraciones.

FUENTE: computerhoy

Comments are closed.