El malware Sphinx regresa y tiene como objetivo a EE.UU.

El troyano bancario Zeus Sphinx ha visto un reciente resurgimiento en los Estados Unidos, con algunas modificaciones y usando spam de COVID-19 como señuelo

Persistencia

Para sobrevivir a los reinicios del sistema, Sphinx establece la persistencia añadiendo una clave de ejecución al registro de Windows. En su última iteración, la clave de ejecución depende del formato del payload, que puede venir en ejecutables o en librerías de enlace dinámico (DLL).

Además, Sphinx está diseñado con la capacidad de «enganchar» funciones del navegador.

«Antes de obtener la capacidad de controlar este tipo de funciones, Sphinx tiene que asegurarse de sus operaciones sigilosas en curso en el sistema operativo», explicaron los investigadores. «Lo hace inyectando primero código malicioso en otros procesos«.

Específicamente, Sphinx llama a la función CreateProcessA, que crea un nuevo proceso y su thread principal. Luego, llama a la función WriteProcessMemory para inyectar un payload en el proceso msiexec.exe.

«Esta es otra parte del mecanismo de ocultación del malware, ya que msiexec.exe suele representar el nombre de un proceso legítimo de Windows Installer que se encarga de la instalación y el almacenamiento».

A continuación, Sphinx cambia el punto de ejecución del proceso objetivo para empezar desde la carga útil inyectada, usando las funciones GetThreadContext y SetThreadContext.

«GetThreadContext se utiliza para obtener el puntero de instrucción actual del proceso remoto», según Shwarts y Kessem. «SetThreadContext se utiliza para establecer el puntero de instrucción del proceso remoto». Ese puntero de instrucciones dicta el siguiente proceso.

Su pasado

Visto por primera vez en agosto de 2015, Sphinx es un malware modular basado en el código fuente filtrado del troyano bancario Zeus, explicaron los investigadores. Al igual que otros troyanos bancarios, la capacidad principal de Sphinx es recoger credenciales de cuentas en línea para sitios de banca en línea (y algunos otros servicios). Cuando los usuarios infectados aterrizan en un portal de banca en línea, Sphinx obtiene dinámicamente inyecciones web de su servidor de comando y control (C2) para modificar la página que el usuario ve, de modo que la información que el usuario introduce en los campos de inicio de sesión se envía a los ciberdelincuentes.

«A lo largo de los años, Sphinx ha estado en diferentes manos, ofrecido inicialmente como mercancía en los foros clandestinos y luego se sospecha que ha sido operado por varias bandas cerradas», explicaron Shwarts y Kessem. «Después de un largo paréntesis, este malware comenzó a intensificar las campañas de ataque«.

«Aunque es menos común que troyanos como TrickBot, por ejemplo, el ADN de Zeus de Sphinx ha sido un facilitador constante del fraude bancario en línea», según Shwarts y Kessem. «Las instituciones financieras deben contar con su regreso y extensión a nuevas víctimas en medio de la pandemia actual».

Fuente: unaaldia.hispasec.com

Comments are closed.