Vulnerabilidad en WebEx permite a atacantes al acceso no autorizado a las Videoconferencias de los usuarios

Apenas hace dos semanas hablábamos de dos nuevos fallos críticos que volvían a poner en entredicho las medidas de seguridad de Zoom. Y hoy toca hablar de WebEx, la herramienta de videoconferencias de CISCO, porque hay motivos para dudar del trabajo de sus desarrolladores para preservar la privacidad de sus usuarios.

La vulnerabilidad de la herramienta de CISCO, encontrada por el investigador Martin Rakhmanov de Trustwave e identificada con el código CVE-2020-3347, se descubrió en el cliente de WebEx para Windows v. 40.4.12.8. En concreto, el fallo consiste en la posibilidad de que un usuario no autenticado podría ganar acceso a información sensible que se encuentre en el dispositivo afectado por este fallo. Desde CISCO califican la vulnerabilidad como de una gravedad de nivel medio.

De acuerdo a la información publicada por CISCO, el fallo se debe a un uso inseguro de la memoria compartida utilizada por el dispositivo comprometido. Un atacante con permisos para leer la memoria del sistema podría explotar la vulnerabilidad ejecutando una aplicación en local diseñada para llevar a cabo dicha lectura. De ser exitosa la explotación de la vulnerabilidad, el atacante podría hacerse con información sensible almacenada en la memoria compartida, como por ejemplo nombres de usuarios, información sobre las reuniones, e incluso tokens de autenticación que permitirían al usuario malintencionado explotar nuevamente este fallo de manera más sencilla en un futuro.

Proceso de explotación de la vulnerabilidad

Martin Rakhmanov explicaba lo siguiente en su post sobre la vulnerabilidad aquí tratada.

Durante el proceso de instalación de WebEx en el dispositivo se añade un tray app que se ejecuta una vez el usuario inicia sesión y a al mismo tiempo da comienzo un proceso dependiente. Si el usuario en cuestión tiene configurado el cliente para que se realice un inicio de sesión automático (funcionalidad habilitada por defecto), ocurre lo que se explicará a continuación.

El cliente tiene varios archivos de memoria (o secciones, según la terminología de Windows) abiertos y algunos de ellos no están protegidos frente a la posibilidad de que se abran para llevar a cabo su lectura o escritura por cualquier usuario de Windows. Más específicamente, hay una sección llamada \Sessions\BaseNamedObjects\WBXTRA_TRACE_FILE_EX que resulta de particular interés.

Un atacante podría abrir este archivo y volcar su contenido si contase con acceso directo al equipo afectado. El investigador afirma que este archivo siempre contiene información como la cuenta de correo utilizada para iniciar sesión, y la URL de las conferencias. Además, una vez se comienza una reunión, el archivo también almacenará un WebExAccessToken que permitiría al atacante hacerse pasar por el usuario y acceder a su cuenta de WebEx.

La información a la que comprobó que tenía acceso era una lista de todas las reuniones a las que había asistido usando WebEx, así como las otras partes invitadas y las contraseñas (en caso de haber sido configuradas). Además, también podía descargar listados de anteriores reuniones.

Conclusión

A pesar de que no hay soluciones alternativas para esta vulnerabilidad, CISCO ha publicado actualizaciones de software que le pondrían solución. Según la compañía, la vulnerabilidad afecta a versiones anteriores a la 40.6.0.

Como siempre, se recomienda a los usuarios mantener no solo sus dispositivos actualizados, sino también las aplicaciones instaladas en los mismos, así como estar al tanto de posibles notas de prensa que informen sobre nuevas vulnerabilidades y fallos de seguridad de las aplicaciones que más utilizamos. En el caso de CISCO los usuarios pueden acceder a Cisco Security Advisories para mantenerse al día sobre las vulnerabilidades que se encuentran en los productos y servicios de la compañía.

Comments are closed.