Servidor dedicado: las ventajas para tu Empresa

Seguramente has visto multitud de noticias de casos en los que empresas han estado vendiendo datos de sus usuarios a terceros, o donde no se han tenido en cuenta las leyes de protección de datos europeas al ser proveedores extranjeros. Por eso, han surgido proyectos como GAIA-X, así como interesantes servicios de la nube con servidores dedicados y seguridad para proteger a sus clientes.

Estas compañías te ofrece todo lo que necesitas, tanto si quieres servicios simples de alojamiento web con un servidor dedicado Linux como si eres mucho más exigente y necesitas altas capacidades de cómputo para Big Data, Deep Learning, etc., pero sin la necesidad de tener los costes de un centro de datos en propiedad.

¿Qué es un servidor dedicado?

Un servidor dedicado, es un tipo de servidor físico que podrás explotar de forma íntegra y exclusiva. Es decir, no se trata de una solución compartida, o fraccionada usando VPS (Virtual Private Server) para repartir los recursos de hardware físicos entre varios clientes.

¿Por qué elegir un servidor dedicado?

Este tipo de dedicación tiene unas ventajas muy claras con respecto al VPS:

  • Si necesitas altas capacidades, este tipo de tecnología es más barata en comparación con un VPS.
  • Al carecer de capas de virtualización, puedes explotar los recursos de hardware de forma directa y exclusiva, lo que mejora el rendimiento.
  • Mayor ancho de banda para los que necesitan mayor tráfico de datos, y con un TTFB rápido.
  • Robustez y estabilidad al estar dedicado.
  • Flexibilidad y posibilidad de escalar los recursos.

Es decir, como disponer de tu propio centro de datos, pero sin los costes de adquirir ese tipo de instalaciones ni los problemas de gestión y mantenimiento. Solo contratando un servicio y comenzando a su explotación inmediatamente.

¿Qué puedo hacer con él?

Existen multitud de servicios y proveedores de servidores dedicados, como la empresa gala OVHcloud. Todos estos proveedores de servicios cloud disponen de varias ofertas para sus clientes, y con objetivos muy diversos, satisfaciendo así todas las necesidades. Por ejemplo:

  • Hasting: es el servicio más simple, para los autónomos o pequeñas empresas que buscan un alojamiento web, ya sea para una web para su trabajo, blog, servidor de archivos, webapps (como las apps empresariales de ERP, CRM, etc.), para tiendas de e-commerce, etc.
  • Storage: son servicios específicos de almacenamiento en la nube con capacidades muy elevadas en algunos casos, y con posibilidad de elegir discos duros SSD NVMe ultrarápidos. Puedes usar estos servidores dedicados de almacenamiento para almacenar bases de datos, backups, alojamiento distribuido, etc.
  • Gaming: si quieres crear tu propio servidor para videojuegos o para streamng, puedes contar con este tipo de servidor dedicado, con todo lo que necesitas para este tipo de utilidades tan cotidianas en la actualidad. Por ejemplo, para poder implementar un servidor Minecraft.
  • Infraestructura: servidores dedicados muy potentes para grandes empresas, universidades, y otras entidades que necesitan gran capacidad de cómputo, ancho de banda, soporte por hardware para virtualización, y altas capacidades de memoria.
  • Cómputo: algunos servidores dedicados están potenciados especialmente para ofrecer altas capacidades de cómputo. Esto es importante cuando se pretende ejecutar software con una alta carga matemática, como podrían ser las simulaciones y cálculos científicos, Big Data, Machine Learning, etc.

¿Cómo elegir un servidor dedicado?

Elegir un servidor dedicado adecuado no es una tarea demasiado complicada, menos con las soluciones tan específicas y sencillas que ofrecen actualmente los proveedores. No obstante, si quieres más detalles, deberías atender a los siguientes puntos:

  • CPU: siempre debes pensar en la capacidad de cómputo que necesitas para tu objetivo. Por ejemplo, para alojamiento web, no es necesario disponer de una capacidad extrema, pero sí para ciertas apps científicas.
  • RAM: como la CPU, de su velocidad, latencia y capacidad, va a depender el rendimiento del sistema de tu servidor dedicado.
  • Almacenamiento: encontrarás varias soluciones, como HDD o SSD para tu servidor dedicado. Es importante elegir la tecnología más adecuada según tus necesidades, siendo los SSD NMVe los más veloces. Tampoco debes olvidar la capacidad para que te sea suficiente para lo que buscas.
  • Sistema operativo: generalmente se usan sistemas GNU/Linux por su robustez, seguridad, y estabilidad, además de por su licencia gratuita. No obstante, muchos servicios VPS, o de servidor dedicado, también ofrecen la posibilidad de disponer de Windows Server si necesitas usar algunas apps específicas.
  • Ancho de banda: te debería preocupar el límite en la transferencia de datos que imponen este tipo de servicios, puesto que si tienes un tráfico elevado, puede que tengas que contratar una solución con ancho ilimitado o superior.
  • GDPR: es muy importante destacar que un proveedor europeo, como OVHcloud, podría ser una buena alternativa si quieres hacer valer la ley de protección de datos europea, lo que es una garantía frente a otros servicios en la nube extraeuropeos.

Además de estos puntos, algunos servicios ofrecen ciertas tecnologías de seguridad, backups automáticos, etc. Todo este tipo de extras siempre son bienvenidos.

fuente:blog.desdelinux.net/

Comments are closed.