Hábitos para cuidar la privacidad en el teletrabajo

La ciberseguridad ya era uno de los temas que más preocupaba a las empresas antes de la pandemia; sin embargo, la situación generada por el Covid-19 ha enfatizado que la seguridad informática es un factor clave que no puede ser ajena a ninguna de las áreas del negocio. 

Las exigencias de la “nueva normalidad” han conllevado a que se incremente el uso de herramientas tecnológicas para realizar un óptimo trabajo remoto poniendo a la ciberseguridad, como uno de los asuntos más relevantes para las compañías.

En Perú, existe un gran número de empresas que no cuentan con una estrategia de ciberseguridad bien definida, lo que pone en riesgo su viabilidad y su futuro en caso sufran algún ataque. A pesar de que se han puesto en marcha políticas nacionales de seguridad cibernética, aún el reto es grande.

El estudio «Estado del Riesgo Cibernético en Latinoamérica en Tiempos del covid-19», señala que el 49% de las empresas peruanas percibió un incremento en los ataques cibernéticos a raíz de la pandemia, y al 21% considera que la ingeniería social (phishing) es el ciberataque que más se ha incrementado, mientras que el 20% considera que ha sigo el malware. A pesar de esta percepción, el 20% de las organizaciones aumentó su presupuesto de ciberseguridad durante la pandemia, el 51% en seguridad de acceso remoto y el 44% en seguridad en la nuble, lo cual es preocupante.

En este contexto, el gerente de seguridad del Grupo EULEN Perú, Santiago Barranzuela, brinda algunos hábitos de ciberseguridad altamente eficientes que pueden poner en práctica las empresas y sus colaboradores:

  • Revisar e-mails con paciencia: La gran cantidad de correos que un trabajador recibe y envía cada día, sumada a la carga laboral y por ende, a la prisa con la que puede tener que gestionarlos, hace que algunas veces no revise si son fiables o fraudulentos. Los hacker maliciosos se aprovechan de esta nueva rutina de trabajo y, en ocasiones, intentan suplantar la identidad de personas o entidades de confianza de la víctima para engañarla.
  • Evitar conectarse a redes WIFI públicas para manejar información laboral y confidencial: Un gran número de personas están optando por hacer trabajo remoto desde otras locaciones, por ello, deben tener sumo cuidado con conectarse a una red solo porque vean que es pública y pueden tener acceso.
  • Trabajar preferiblemente desde dispositivos corporativos: Es importante que los colaboradores solo utilicen los dispositivos de la empresa para realizar sus funciones, pero si por algún motivo el colaborador debe hacer uso de su dispositivo personal para trabajar, debe instalar un antivirus y mantenerlo actualizado, además del sistema operativo y las aplicaciones.
  • Asegurar que la dirección de correo o número de teléfono del remitente es legítima: Poner énfasis en las faltas ortográficas, la coherencia del texto, el remitente, entre otros. En caso de duda, contactar al remitente original por un medio alternativo (llamadas, redes sociales o revisando en la página web).

*Fuente: Andina

Comments are closed.