Mozilla acusa a Google de implementar una nueva herramienta de vigilancia en Chrome

hace unos días Chrome 94 estrenaba esta versión del navegador, la mayoría son de las que pasan desapercibidas para el usuario, aunque todas inciden en la experiencia final de la aplicación mejorando la estabilidad, el rendimiento, la seguridad, etc. Una de estas novedades, sin embargo, está siendo motivo de polémica por lo de siempre en el caso de Google: su ansia por controlar al usuario.

Hablamos de la Idle Detection API o API de detección de la inactividad, una nueva interfaz que entró en funcionamiento con el lanzamiento de Chrome 94 y cuya denominación lo dice prácticamente todo: esta API se encargará de transmitir si el usuario está inactivo, entendiendo por inactividad que haya dejado de interactuar con el dispositivo que está utilizando, con el teclado y el ratón, así como que se hayan ejecutado eventos del sistema tales como el protector o bloqueo de la pantalla.

Esta API está disponible para cualquier sitio web que la implemente, por lo que aun cuando la premisa con la que ha sido creada es, como siempre, de carácter positivo -permitir a los desarrolladores conocer mejor cómo se utilizan sus aplicaciones para mejorarlas en consecuencia- la ley de Murphy parece cada vez más una constante universal que no solo dicta que cuando algo puede salir mal, saldrá mal, sino que va más allá, advirtiendo de que cuando alguien pueda hacer el mal, lo hará.

Conociendo además cómo se las gasta Google en materia de privacidad, no es de extrañar que muchos se echan las manos a la cabeza con las posibilidades que esta nueva tecnología brinda a la compañía, o que otros, como por ejemplo Mozilla, denuncien lo que consideran una nueva tropelía contra los usuarios. En concreto, la desarrolladora de Firefox ha expresado su «preocupación sobre la vigilancia y el control del usuario«, a tenor de que permitir «la API, ya que «se puede utilizar para supervisar los patrones de uso de un usuario y manipularlos en consecuencia«.

En otras palabras, hay razones objetivas por las que una capacidad como la que brinda esta nueva API de detección de la inactividad puede tener su utilidad para mejorar determinados servicios en línea; pero por el otro lado el abuso es manifiesto: ¿a santo de qué un sitio web tiene que saber si he dejado de tocar el teclado hace medio minuto, o si he dejado de interactuar con las interfaces del PC?

No solo Mozilla ha mostrado su rechazo a la implementación de esta API y no solo lo ha hecho por los riesgos de privacidad, sino por lo defectuoso de la implementación en sí; también Apple entró en la discusión, hace meses de ello, rechazando la mayor, es decir, negando que los casos de uso aplicables sean lo «suficientemente sólidos» como para justificar la implementación de dicha API. Una vez más, Google se queda sin apoyos ‘externos’.

En cuanto al resto de los desarrolladores de navegadores basados en Chromium, léase Microsoft Edge, Brave, Opera o Vivaldi, todavía no se han manifestado al respecto en su totalidad, pero viendo el rechazo con el que algunos de ellos recibieron a FLoC, otra tecnología made in Google que bajo una pátina de seguridad solo esconde más control de los datos de los usuarios en manos de Google, no parece que esta historia vaya a terminar de manera diferente.

Si te interesa saber si tu navegador tiene soporte de la API de detección de la inactividad, puedes probarlo en esta página, donde se ha creado una prueba de concepto. Primero deberás solicitar el permiso y más tarde ejecutar la función. Por ahora solo puedes hacerlo en Chrome 94, ya se verá en un futuro. Si nada más entrar se muestra un mensaje en rojo indicando que «The Idle Detection API appears not to be supported in your browser»… No hace falta que te compliques más: tu navegador no está soportado.

Por otro lado, recuerda que incluso aunque uses Chrome, puedes aceptar el permiso o denegarlo, así como desactivarlo directamente desde la configuración del navegador para que no te vuelva a saltar. El problema, como es habitual, está en que son muchos los usuarios que lo aceptan todo por defecto… Y con eso cuenta probablemente Google para sacar adelante este tipo de ‘innovaciones’.

FUENTE: muycomputer

Comments are closed.