¿Qué es el shoulder surfing?

Con el paso del tiempo la tecnología se ha venido desarrollando y, en consecuencia, los ciberataques se han multiplicado y perfeccionado, siendo el “phishing” y el “smishing”, dos de las técnicas más utilizadas en la actualidad. Sin embargo, otras modalidades más tradicionales como el “shoulder surfing”, aún no se han perdido.

Pese a que los métodos son cada vez más sofisticados; ya que los cibercriminales, en muchos casos, consiguen hacerse pasar por fuentes legítimas, aún se mantiene una técnica antigua que no necesariamente necesita de tecnología para llevarse a cabo.

Esta técnica se trata del “shoulder surfing” que consiste en mirar por encima del hombro a la víctima que está utilizando un teléfono móvil, un ordenador o una Tablet, para conseguir información confidencial, como el número PIN o la clave de acceso a una app bancaria.

Esta modalidad es tan sencilla que muchos usuarios confían en que no caerían en ese tipo de trampa, por lo que no extreman la precaución necesaria cuando hacen uso de sus dispositivos. Sin embargo, los hackers maliciosos han desarrollado diversos procedimientos para el robo de datos personales y cometer delitos de todo tipo.

Debes tener en cuenta que, con el “shoulder surfing”, los cibercriminales pueden cambiar las credenciales de inicio de sesión con el objetivo de extorsionar al usuario para recuperar la cuenta después, recopilar información para suplantar la identidad, acceder y desviar fondos de cuentas bancarias y realizar publicaciones con contenido inapropiado desde las cuentas robadas.

Pese a que parece un delito fácil de evitar, este sigue siendo una de las formas elegidas por muchos ciberdelincuentes; por esta razón, es importante reforzar las medidas de protección sobre la información personal. En este sentido; la compañía de ciberseguridad informática, ESET, brinda las siguientes recomendaciones:

  1. No reutilizar las contraseñas en todas las cuentas y usar un gestor de credenciales para almacenarlas.
  2. Tener activada la autenticación multifactor.
  3. Utilizar una pantalla de privacidad en los ordenadores portátiles para evitar miradas con fines fraudulentos.
  4. Desactivar las notificaciones en pantalla de mensajes, correos electrónicos y alertas.
  5. Reforzar los códigos de acceso y las contraseñas de desbloqueo de tus equipos.

Finalmente, debes estar siempre alerta cuando te conectes a tus cuentas en espacios públicos. Si es necesario hacerlo, ten en cuenta estar de espaldas a alguna pared para evitar ser víctima del “shoulder surfing”.

*Fuente: COPE

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies