5 consejos para evitar el ransomware más rápido del mundo

Splunk, la plataforma de analítica de datos que sirve para investigar y supervisar ámbitos como las aplicaciones, sistemas e infraestructura IT, realizó un informe en el que señala que el ransomware LockBit es capaz de encriptar 53 GB en cuatro minutos y nueve segundos, cifra que contrasta con la de otros programas que suelen tardar varias horas en actuar.

Para llevar a cabo su listado sobre los ‘ransomware’ más peligrosos, en Splunk crearon cuatro perfiles distintos de ‘víctimas’ en Windows 10 y Windows Server 2019. Además, se seleccionaron diez familias diferentes de ‘ransomware’ y diez muestras de cada una de ellas para testarlas.

En total fueron realizadas 400 ejecuciones de ‘ransomware’ diferentes para estudiar lo que tardaban en encriptar y ‘secuestrar’ 53GB compuestos por 98.561 archivos antes de pedir un pago a sus usuarios para obtener la clave de desencriptación.

Si bien la mejor marca la ha obtenido una muestra de LockBit, con cuatro minutos y nueve segundos, la duración media de encriptado de toda la familia ha sido de cinco minutos y 50 segundos. Luego, le sigue la familia de ‘ransomware’ Babuk, con un tiempo promedio de seis minutos y 34 segundos para actuar, y Avaddon, que cierra el podio con sus 13 minutos y 15 segundos. A la cola, la familia Mespinoza, con su hora, 54 minutos y 54 segundos.

En ese sentido, el gerente general de ESET Perú, Jorge Zeballos comentó que el ransomware es una de las amenazas digitales que más ha evolucionado para este año. Por ello, brindó una serie de recomendaciones para evitar ser víctimas de esta famosa herramienta utilizada por cibercriminales:

  • Siempre cuenta con un software antivirus: si bien muchos de los mejores programas son de pago, esta inversión podría salvarte de la gran cantidad de peligros que existen en internet y en el mundo digital. Sabemos que también hay opciones gratuitas, pero es recomendable optar por una que ofrezca mayor seguridad a un módico precio.
  • Nunca instales programas de fuentes no oficiales: el software puede provenir de muchos lugares pero estos no siempre son de confianza. En el ciberespacio abundan las webs malintencionadas que son disfrazadas por los ciberdelincuentes para engañar a los usuarios. Por ello, es primordial revisar siempre el enlace del sitio para tener la certeza de que estamos en el lugar correcto.
  • No accedas a páginas web de dudosa reputación: algunas páginas de internet pueden encargar la descarga de un archivo con tan solo la presencia del usuario en su plataforma. Es preferible no investigar estos sitios ya que podrían estar ingresando ransomware a nuestra computadora o celular sin que nosotros nos demos cuenta.
  • Mantener el equipo actualizado: los sistemas operativos de PC y celular reciben actualizaciones constantes que mejoran e incorporan funciones pero que, además, solucionan algunas vulnerabilidades que podrían ser usadas por malhechores digitales para acceder a nuestros equipos o, como en el caso que nos compete, para que un ransomware acceda a todos nuestra información. Es importante tener licencias oficiales de los sistemas operativos y los programas que utilizamos ya que solo de esta forma tendremos derecho y posibilidad de mantenerlos actualizados.
  • No accedas a redes públicas: el “WiFi gratuito” ofrecen algunos lugares puede ser una ayuda cuando necesitamos acceso a internet pero, esto también podría causar un gran daño a nuestros equipos. Los cibercriminales pueden configurar una red pública para que, con tan solo estar conectado a ella, el dispositivo en cuestión comience a descargar ransomware o brinde acceso a los archivos del usuario. De preferencia, solo se debe conectar a redes totalmente confiables.

*Fuente: El Comercio

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies