¿Cuáles son las estafas más comunes que podemos sufrir al abrir enlaces en whatsapp?

Con más de 2.000 millones de usuarios a nivel mundial, es difícil encontrar a alguien que no sepa de WhatsApp. Al ser una de las aplicaciones con más descargas a nivel global, también se posiciona como una herramienta atractiva para los ciberdelincuentes, quienes no dudan en aprovechar este medio para hacer daño.

Según los expertos en ciberseguridad, existen diversas formas para estafar a la gente utilizando WhatsApp. Tenemos técnicas que inducen a las personas a introducir sus datos privados en enlaces sospechosos (encuestas, por ejemplo), descargar aplicaciones fraudulentas, etc.

En ese sentido, acciones tan cotidianas como contestar mensajes de personas desconocidas o abrir enlaces con supuestas ofertas pueden terminar en robos o secuestros de cuentas, tarjetas bancarias o de información sensible almacenada en el celular.

En términos numéricos, un informe de Kaspersky reveló que la mayor parte de los enlaces maliciosos detectados entre diciembre de 2020 y mayo de 2021 de un grupo de usuarios de Kaspersky se enviaron a través de WhatsApp (89,6%), seguido de Telegram (5,6%) y Viber (4,7%). De esa misma investigación, la compañía reveló que se registraron 91.242 casos de phishing en todo el mundo en aplicaciones de mensajería instantánea.

¿Cuáles son las formas más comunes de engaño en WhatsApp?

Camilo Gutiérrez, jefe de laboratorio de ESET Latinoamérica, indicó que: “Existe una gran variedad de estafas que circulan por WhatsApp. Sin embargo, todas tienen en común el hecho de que utilizan técnicas de ingeniería social”.

En ese sentido, el experto detalla que los engaños más frecuentes son los siguientes:

  • Falso aniversario de una marca
  • Falsas ayudas económicas
  • Engaños al azar para obtener datos personales
  • Herramientas para espiar WhatsApp
  • Secuestro de cuentas de WhatsApp
  • Estafas de suplantación de identidad
  • Falsas actualizaciones con nuevas funcionalidades
  • Distribución de malware a través de la aplicación

¿Y cómo lo hacen? En estos casos, los ciberdelincuentes se hacen pasar por compañías u otras personas, se comunican con sus potenciales víctimas a través de WhatsApp (u otras apps similares) y les piden que descarguen archivos fraudulentos o ingresen a enlaces sospechosos para que introduzcan sus datos. Con esto pueden secuestrar la información y luego pedir rescates.

Otro ejemplo es el robo de cuenta o “account takeover”. En este caso, la víctima descarga sin saber un malware que espía los mensajes que lleguen a su teléfono. Tras ello, los hackers instalarán WhatsApp en un nuevo dispositivo y robarán el código de activación vía SMS para solicitar un pago a amigos y familiares.

El objetivo principal de los ciberdelincuentes, como no podía ser de otra forma, es el robo de dinero, señalaron los expertos en ciberseguridad.

“Lo que buscan los cibercriminales es que las víctimas ingresen su información en una página web falsa, descarguen códigos maliciosos y con esto llegar a obtener una ganancia económica”, comentó el vocero de ESET.

*Fuente: El Comercio

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies