¿A qué retos digitales se enfrenta el sector bancario peruano?

El impacto de la transformación digital en las empresas de servicios financieros está modificando el sector y generando nuevos retos y oportunidades. La actual pandemia de coronavirus ha puesto de manifiesto la necesidad de que las instituciones financieras aceleren sus transformaciones digitales, y que lo hagan de forma segura.

Jaime Mourão, country manager de Stefanini – Sapia en Perú señala que: “Se requiere mantenerse al día con los tiempos cambiantes y anticiparse a posibles interrupciones futuras. La industria de la banca necesita modificar los modelos empresariales para las operaciones, tanto de atención al cliente como de back-office”.

“Adoptar las últimas tecnologías, es la base de una verdadera banca digital y una transformación completa. Los servicios financieros están en el corazón de nuestra economía global, y para medir el éxito de un producto o servicio se debe revisar periódicamente la data”, agrega.

Asimismo, destaca que los indicadores clave del negocio ayudan para identificar mejoras potenciales.

En el Perú, el sistema financiero ha logrado su transformación digital en un 65% y aún existen muchos retos pendientes para continuar optimizando los productos y servicios.

En este sentido, en Stefanini – Sapia compartieron cuáles son los cuatro retos a los que se enfrenta la banca tradicional:

  • Analítica de datos: Cada cliente tiene su propia actividad económica y gracias a la analítica de datos, se detectan patrones y comportamientos que permiten ofrecer productos financieros personalizados y a medida que logren una mejor experiencia del cliente y mayor satisfacción.
  • Ciberseguridad: La ciberseguridad es una prioridad estratégica para garantizar tanto el servicio a los clientes, como la protección de los datos y sistemas y las capacidades de recuperación ante cualquier ataque. Los principales elementos del enfoque de la ciberseguridad son cuatro: En primer lugar, la protección end-to-end del proceso de negocio y de la privacidad de la información, seguido de seguridad y privacidad desde el diseño, considerando los procesos, personas y tecnologías. En tercer y cuarto lugar la formación de colaboradores y clientes.
  • La Nube: Cada entidad financiera debe diseñar un proceso específico para lograr la digitalización de sus productos y servicios, identificando las principales necesidades de sus clientes y usuarios. Es necesario analizar que la migración de servicios y datos a la nube (Cloud Banking) juega un papel destacado cuando hablamos de digitalización, especialmente si se pretende mejorar la experiencia del cliente y aumentar la eficiencia de los procesos internos de la banca.
  • Digitalización de procesos: La llegada de las fintech revolucionó por completo el sector financiero. La entrada de nuevos actores en un mercado que hasta el momento había estado totalmente dominado por compañías con años de experiencia, catalizó la digitalización del sector y obligó a los actores tradicionales a adaptarse a una nueva realidad en la que se ofrecían nuevos productos sin comisiones ni cobros por servicio. Esto se presenta como uno de los grandes retos de la banca.

“Es importante que no se pierda la personalización de la atención, esto quiere decir que los usuarios no sientan que están siendo atendidos por un robot y que el banco adecúe sus productos y servicios en base a las necesidades que surjan por el cliente”, puntualizó el ejecutivo.

*Fuente: Gestión

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies